Friday, June 30, 2006

Manual básico del rockero chileno


Para mi no hay punto de comparación entre estar en una playa asoleada o estar tocando un solo de guitarra con los dedos sangrantes y el rostro desfigurado de inconciencia. Esta es la manera más holgazana de vivir y de plantearse en el mundo. De día sueñas mientras ves las nubes pasar, y luego te sientas a rasguear tu guitarra mientras el instinto hace lo suyo. El resultado final lo juzga probablemente alguien más a pesar de tu satisfacción final. Ese es el único riesgo que corres. Y no es poco. En un país como Chile ser músico es peor que ser el tipo que vende licor en una tienda. No es una exageración. Si tienes una novia y esta te presenta a sus padres ellos preguntaran a que te dedicas. Si dijeras que eres propietario de una Liquor Store probablemente te sonreirán y se miraran en feliz complicidad. Pero si dices que eres músico la sonrisa se tornara una mueca de desagrado intentando en vano parecer una sonrisa. Así es que si tomas el segundo camino prepárate a ser un rechazado social en la sociedad real. Porque en una fiesta llena de chicos y chicas ser músico es cool. Y sirve mucho para ligar. Pero ese mundo dura unos cuantos años. No es la sociedad real, no la que nos juzga, la que nos levantara o crucificara. Vivir en el mundo de los sueños no siempre es grato. Tener una chica al lado con la suficiente tolerancia para aguantar extremos estados de ánimo es como darle al gordo de la lotería. No olvidemos que las chicas son visionarias y siempre eligen a un macho protector. Salvo en santificables enumeradas ocasiones. Un rockero tampoco puede invitar a menudo a comer a su chica ya que no tiene dinero. Es probablemente el trabajador peor pagado del país. Y también están los vicios. Socialmente la gente bebe, pero si se trata de un músico hablamos de un alcohólico terminal. Y peor aun, ser sano no es nada bueno. De hecho aunque lo fueras, se te atribuirán escabrosas historias de licor y drogas. Vuelvo a repetir que en Chile ser músico es terrible. Una tragedia familiar que llevara a tus padres a depresiones incurables envueltas en dramones caseros. Tu padre intentara hacerte reaccionar. Te dirá que hay cosas más seguras. Que es parte de la adolescencia. Que estas creciendo. Y tendrá razón. O sea, el mundo te mostrara que eres un ser equivocado. Que conduces en la dirección incorrecta y te digo, esto seguirá siendo cierto. Y no es mi intención hacerte dudar de tu decisión. Por el contrario, todas estas razones le dan una extraña dignidad a esta profesión. En el fondo eres un guerrero. Un Samurai flojo y desaliñado. Pero orgulloso. Caminaras por las calles sintiéndote seguro e incluso creerás que eres especial. Si logras controlar ese impulso de divinidad, todo será mejor. Entiendeme, apenas tendrás dinero para movilizarte de un lugar a otro pero caminaras a paso firme. Y no dejaras que nadie te haga esa mueca que cada persona te ha mostrado en el pasado. O mejor dicho, no dejaras que nadie te enseñe nada de la vida. Porque tu sabes mas de ella por ser un tipo incorrecto. Y en esa incorrectitud eres el mejor. Porque puedes crear de la nada una pequeña y burda melodía que quizás a alguien hará feliz. Así que te pregunto; ¿cuantas personas dedican su vida a satisfacer al otro aparte de si? Pero cuidado. No creas que por eso serás un Cristo ni muchísimo menos. Valemos tanto como el tipo que transporta gente para comer. Pero más que el tipo que vende sustancia o el que va atropellando gente con su todo terreno. Aunque por otro lado ya sabes cuanto vales en dinero de la sociedad real. Y es que vivirás hasta tu muerte en dos mundos paralelos. Por una parte, sentirás el aplauso y todo ese cariño de la gente. Sin embargo, al bajar del escenario solo serás uno más. No tienes ninguna seriedad en la vida. Y te lo harán sentir. Y en un comienzo te va a doler. Pero luego entenderás que no eres una calamidad. Sino que eres alguien que Eligio vivir equivocadamente en el mundo real pero correctamente en el mundo interior. Así es que entendiendo todo esto, estarás ya preparado para no ser una victima, serás que simplemente un rockero que va de frente sin esperar aceptación ni retribuciones falsas de nadie.

Friday, May 12, 2006

GUERRERO BLANCO


GUERRERO BLANCO

Ian Stuart era ingles. Era pelado. Usaba suspensores y botas Dr. Martens. Fue punk en los 70s hasta ser tentado por el Nacional Front, especie de partido de ultraderecha británico. Leí bastante de el. Pero no me pareció tan inteligente como se le describe. Racista y bruto en su manejar por la vida, se hizo conocido como una celebridad Skinhead en toda Europa. Muchos dirán de el que era malo. Tenía cara de malo. Un skinhead no se ve precisamente como un querubín. Pero bueno, el fue una victima de la ignorancia. Aquella bestia que ronda más que a menudo por nuestro Chile. Que es el cáncer de las naciones. Es lo que mina el crecimiento real de un país.
Bueno volviendo os contaba sobre el bueno de Ian. El tipo tenía una banda llamada Skrewdriver. Bastante mala por lo demás. Con esta agrupación Stuart pregonaba su White Power a viva voz. De puro curioso, me dedique a bajar los discos. ¡Sorpresa, sorpresa! Era peor de lo que me esperaba. Hasta que escuche una canción que me llamo la atención. White Rider es un rock semiduro, con un cantante (Ian) malísimo que cree tener fuerza. Con guitarras ejecutadas correcta pero mezquinamente. Sin embargo la canción atrapa, acaso sea por su diabólico mensaje. La letra habla de lo obvio.

JINETE BLANCO

Tú montas por las calles con tu cabeza erguida
Por tu bandera y tu país estás dispuesto a morir
Tus antepasados pelearon y tus antepasados murieron
Ellos murieron por un sentimiento que sentían profundamente

Jinete blanco, jinete blanco, tu fuerza es tu orgullo
Jinete blanco, jinete blanco, tú te vas a parar, nunca a ocultar
Jinete blanco, jinete blanco, tu bandera es tu voz
Tú despreciaste a los conscriptos, estás peleando por elección

Tus banderas desplegadas, salúdalas con amor
Pelear por tu raza es un regalo superior
Algunos tontos se opondrán a ti, los hombres de verdad serán leales
Pero la victoria será nuestra por la sangre y por la tierra
Tú sientes amor por tu pueblo, desdén por los tontos
Tu enemigo es guiado por las herramientas sionistas
Tú peleas por tu raza que será orgullosa y libre
Y la única recompensa que anhelas es la victoria.

Para leer esta clase de mensajes hay que ser lo suficientemente maduro para saber que no es más que una tomadura de pelo. No puedo entender como un Ingles patriota que ama su nación, venere la simbología nazi que antaño destruyo su orgullosa capital. Para mi el patriotismo es amar el suelo que nos dio la vida y pelear por un país mejor. Con más cultura y más identidad. Obviamente el señor Ian Stuart no comprendió esto y jugo la mitad de su vida al soldadito alemán sin entender nada de nada. Si hasta se reunió con el KKK (en la canción se hace alusión al caballero blanco). Vamos por parte, el tipo era un perdido mas. Y nadie puede juzgarlo por nada. No mato a nadie ni formo guerrillas con muchachos con carencias. Pero claramente su mensaje era peligroso.
Mientras nuestro antihéroe yace en una tumba desde hace algunos años ya (murió en un choque) me pregunto cual es su gran culpa y que
Talvez si no fuera por los Stuarts que abundan hoy, no habría tanto pelado ignorante aquí lejos en Chile, venerando banderas tan ajenas como las de Hitler.
En un mundo donde ser patriota es ser fascista volvemos a ser una minoría y seguimos esperando una corriente fuerte y verdaderamente Chilena. Podemos sentir admiración por otros pueblos. Pero ante todo, sintámonos más especiales de lo que normalmente nos creen. Porque lo somos. Solo basta con leer acerca de la historia de nuestra nación. Y ver que nadie nos ha regalado nada. Muy por el contrario. No hay nada de malo en sentir orgullo al asumir nuestra identidad. Imaginemos lo que nos diría el sicoterapeuta al mostrarnos inseguros y asustados. Que tenemos que encontrarnos a nosotros mismos y que solo recién en ese momento las cosas estarán bajo control. Y no olvidemos esa ultima palabra… la escribiré de nuevo. CONTROL.

PUNK DE VERDAD Y PUNK DE ESCAPARATES


Punk Rock

Yo escucho punk rock y relativos por una cuestión de música. Porque si de algo sirve el asunto del punk es para aterrizar a la música. Eso fue en el 77, bueno, ese año fue la explosión, pero la cosa venia de antes con bandas como T-Rex, los New York Dolls, los Ramones, Blondie, Patti Smith, Richard Hell que ya venían haciendo un rock simple, directo y sin efectismos.
Probablemente hartos de Led Zeppelin, Pink Floyd y otros intelectuales de la música, ellos fueron quienes le volvieron a recordar al mundo que rock es Eddie Cochran o Buddy Holy… que no necesitamos mil acordes ni cambios en una sola canción. Que habíamos olvidado que el rock es el arte mas cercano a los sentidos ya que es una manifestación cruda de nuestro frenesí emocional. Siempre he sentido que cuando un piensa mucho alguna cosa, esta pierda gracia, pierde fuerza, pierde emoción. Bueno, en la música es lo mismo. O al menos así lo veo yo.

Ideología

El punk no tiene ideología. Con exactitud solo es el alegato de un bebe que no tiene la atención de los padres. Sin embargo, esto llevado a una sociedad llena de defectos tiene una importancia vital. Es importante que la gente exprese su molestia. Porque de algún modo tenemos que sentir que estamos vivos. Que estamos presentes y que el mundo no es solo el lugar donde coleccionaremos bienes materiales. En este sentido el punk es el hermoso despertar. La sensibilidad asociada con los males de la vida moderna da como resultado esto. Así como en otras épocas fue el hipismo, o el movimiento beatneak. El ser humano que esta conforme y se sienta en su sillón a ver las noticias en forma serena mientras suceden las cosas que todos sabemos, es un mediocre. La naturaleza obliga a la persona a exigir un cambio ante un hecho de injusticia. Sin embargo el mundo sigue tendiéndole trampas al ser humano. Y todo lo que un día tiene sentido, al día siguiente ya no lo tiene. Las grandes empresas musicales como MTV y las Disqueras Multinacionales han visto este asunto como un negocio millonario. Es así como la palabra punk que hace muchos años atrás era vista como escoria, hoy es sinónimo de cool. Es algo taquilla, es una moda de multitienda. Y aunque esto ya venia pasando desde el 77, es terrible ver como el dinero lo absorbe todo como una gran esponja.

El punk ha muerto

A mis casi 33 años solo me limito a escuchar música antigua. Y uno que otro “adelantado”, esto mientras corre delante del dinero que le sigue veloz. Escucho cosas viejas y miro fotos como un anciano que limpia sus trofeos juveniles de mejores épocas pasadas. Observo con emoción la portada del New York Dolls del 73 y recuerdo esa frase de Morrissey, acertada por lo demás, “esa portada es el momento mas importante del rock desde el Heartbreak Hotel de Elvis”. Miro las imágenes de los Pistols y aunque desconfió, es precioso verlos energéticos dándole un giro inesperado a la industria del rock. Me emociono hasta las lágrimas cuando escucho Stay Free de los Clash. Y no puedo parar de sentir un dolor en mi corazón cuando recuerdo a los Ramones y en especial a Dee Dee, quien fuera mi ramones favorito. Johnny Thunders quien nació para perder, ahora descansa en paz para siempre. Quien sabe, quizás habrá formado una banda con sus otros tres compañeros de banda en el cielo del rock. Como dijo Buddy Holy, o como dicen que dijo (se supone que fue antes de estrellarse, y todos murieron), “el cielo es para las estrellas”. Y aunque no se si lo que quisiera el fantasma de Joe Strummer es leer tanta idiotez anónima en un Blog. Pero estoy seguro que aun tendría la sensibilidad de darse cuenta que estoy siendo profundamente honesto.

Friday, October 21, 2005

CRONICAS MARCIANAS



No creo en los extraterrestres… hablo en serio… todo es un cuento que se auto alimenta de la mentira y el mito… la ciencia que estudia todo lo relacionado, no es ciencia!!! Es un invento que le da de comer a unos cuantos personajes que vive de la venta de libros, de los foros y seminarios varios donde cobran la entrada y se embolsan una cantidad mas o menos… conozco algo del tema ya que tengo algunos amigos ilusos que idolatran a “seres” como Sixto paz, o peor aun, J.J. Benítez. Aunque el primero es lejos el mas curioso ya que afirma haber estado en una nave espacial, y también afirma haber conocido otros mundos… la chanteria da para cualquier cosa… el origen de mi no creencia se basa en algo básico. Con el pasar de los años la cantidad de cámaras de video se ha multiplicado de manera terrorífica y a diario son grabadas las situaciones más peculiares. A menudo son vendidas a los noticiarios. Sin embargo, jamás han podido grabar con la nitidez debida a una nave estacionada, a un hombrecillo cabezón o a aquella luz bautizada como foo fighter. Es muuuucho mas fácil creer en lo que se ve que en lo que no se ha visto jamás. Y por ultimo, me es mucho más creíble la existencia experimentos de las súper potencias que históricamente han utilizado la ciencia de manera maquiavélica que creer en una raza extraña que nos observa, nos estudia o nos quiere invadir…
El único argumento que tienen los que creen en lo invisible es que es imposible que estemos solos en el universo… y eso es todo… no hay mas… solo videos borrosos y muchos libros llenos de basura. En todo caso si quieren interiorizarse mas del asunto, el camino es fácil… es cosa de ver el canal Infinito y comprar esos pasquines de dudosa reputación en el quisco mas cercano… ahí encontraran toda la información necesaria para engrupirse sin limites y tener tema para las reuniones sociales con otros ávidos al temita…

Wednesday, October 19, 2005

LA MODA MOD


El hombre chileno se viste mal… pésimo, rasca… realmente es vergonzoso ver al chileno masculino caminar por los centros comerciales de la ciudad, vestido supuestamente arreglado para la ocasión… en este grupo hay varios ejemplos a “no seguir”. Están el típico simplón que se viste de jeans de pie a cabeza… nótese que no son ni pantalones con buena desteñida ni nada de eso… sino que esos jeans pre-lavados espantosos… y esas chaquetas con las costuras a varios centímetros de diferencia a las de una levis big “e” por supuesto. Este personaje justifica todo con que es el estilo que siempre ha llevado, que es cómodo y se siente bien vistiendo así… lamentablemente hace sentir muy mal a los observadores como yo. También esta ese “ser” que lleva buzo... para mi este es el peor… porque la flojera, descuido, falta de onda, estilo e imaginación lo lleva a dirigirse directamente a sparta o cualquier tienda del ramo, sin molestarse en pensar que realmente se ve triste. Este sencillamente dice que quiere estar cómodo… en un capitulo de Seinfeld, George Costanza aparece en el departamento vestido de buzo. Seinfeld lo mira y le pregunta porque lleva tal atuendo… Costanza responde con la misma frase… y Seinfeld le da un discurso acerca del hombre que viste de buzo y todo lo que simboliza. Que ya se ha rendido. Que no le queda nada por pelear… Que se da por vencido y solo quiere estar cómodo… Por eso es mi serie favorita. No porque sea chistosa… no… sino que porque su sentido de la realidad puede ser tan efectivo como un disparo a quemarropa. Y hablando de ropa, volvamos al tema. Como decía, la ropa es nuestra carta de presentación en la vida. Y no importa cuan maltrechos estemos físicamente… el hombre con estilo sabe verse bien a pesar de las adversidades del físico. Es cosa de ver a esas inglesas que salen en people and arts. Ellas visten hasta al mamarracho mas deforme de la tierra. Y lo hacen ver bien… realmente bien.
Pero hay gente que aun no entiende el concepto de estilo. Yo tengo mi definición personal. Y para simplificarla y hacerla didáctica solo diré que tener estilo es saber donde hacer la bastilla al pantalón (SI!!! SE CORTA LA GUEA DE PANTALON!!!) Para lograr cuanto quieres que se arrugue abajo. Obviamente los pantalones deben ser rectos y se ponen algo mas arriba de la cadera, debajo de la panza, nunca sobre el ombligo. Y jamás usar pre-lavados!!! Y obviamente saber combinar bien los colores. Si careces de esta lógica básica entonces podríamos decir con la misma crueldad que uso Seinfield con Costanza que no tienes estilo. Y eso que me salte los detalles más escabrosos de la moda… en fin, no se sientan ofendidos ni nada… este lugar tiene un fin humorístico. Pero de que es veldad, es veldad.

Wednesday, August 31, 2005

UNO DE LOS PORQUES


Muchos se llenan la boca con la palabra rock. Algunos, los más burdos, creen que la definición de rock es Rolling Stones, los más viejos dirán Chuck Berry. Otros creerán que es estar ebrio en las entrevistas o estar a punto de caerse en cada presentación… si es posible pasar mas allá del inocente pitito y ojalá picarse… en este breve espacio intentare dar mi versión de la definición de rock y ustedes verán con cual se quedan.
Soy joven aun, quiero decir que no tengo mas de 60 años, por lo tanto no viví la creación del rock… es mas, me gustaba la música cuando no sabia ni leer… y no eran los discos de los stones… ni tampoco eran discos de blues de los que tanto se jactan los músicos de hoy. Simplemente era música… eran canciones… era simple música… no se que diablos era al fin y al cabo… pero me gustaba… desde ese punto podría decir que mi amor por las melodías o los diferentes ritmos era innato. No me jacto de eso… dudo muchísimo que sea algo particular. Pero así ocurrió y no voy a inventar un cuento para fingir que soy un rocanrolero desde que tengo uso de razón. Creciendo, conocía a los beatles, obvio, por mi mama… me parecían simpáticos… alegres… en mi apreciación aun no había una visión clara de nada y yo seguía escuchando canciones… cuando seguí creciendo me di cuenta que la moda de las radios y de todos mis compañeros de curso era el heavy metal. Curioso, ja! El heavy era number one en los rankings… me acuerdo de un hecho rarísimo, mi hermano y yo oíamos la radio, y nos gustaba jump de van halen, cuando al día siguiente en el recreo le conté a mis amigos de la nueva gran canción que había oído, estos se rieron a carcajadas. Como si hubiera dicho algo ridículo… una semana mas tarde era el hit numero uno… y ya nadie se acordaba de las burlas… en fin… vamos guardando en el cajón de los rencores. Luego paso otro hecho mucho más mágico, más sobrenatural, mas místico… que quedaría grabado en mí como una película de tardes de cine que nunca mas darán…
En el colegio se permitía escuchar música y los mas grandes ponían sus casetes o discos de vinilo… obviamente era el reino del heavy metal y en ese oscuro paisaje gobernaban Ozzy, Iron Maiden, Judas Priest, Accept, Van Halen (por entonces eran metal según la prensa) entre otros… la cosa fue que de pronto sonó la canción que estaba revolucionando el ambiente… Twisted Sisters con su “We’re not gonna take it” machacaban los parlantes con su batería poderosa (que hoy solo suena como cajón de tomates) y nosotros estábamos ahí, saltando, moviendo el cuello en señal de hermandad metalera. De pronto se acerca un gueon mucho más grande, más o menos como de 3ro medio, nos mira y nos dice textual: ROCKEROS FRUSTRADOS… todos lo miraron y siguieron con el debilucho headbanging. Pero yo acuse el recibo… no tenia la mas puta idea de lo que significaba la palabra FRUSTRADO pero mágicamente entendí que era algo que realmente no éramos por mas que quisiéramos… me dolió… enormemente… mis amigos que se pudrieran… pero yo me sentí pésimo… porque realmente me gustaba… ese fue el día en que supe que mi relación entre los discos y yo era mucho mas que un romance playero… recuerdo que empuñe mis manos y quise darle un buen combo en l’hocico a este personaje insolente… pero me contuve (porque me hubiera matado) y volví a guardar toda mi rabia solo que esta vez el cajón quedo chico y tuve que dejarlo en un vagón de tren… y esta esperando cada vez con menos paciencia el día de la gran venganza… ese día voy a mencionar públicamente este hecho, un hecho tan sencillo que se convirtió en mi definición personal de la palabra rock… la manera mas bruta que tengo para comunicar mis sentimientos mas básicos… con la máxima honestidad posible hasta que se sienta como un parto de trillizos.

Wednesday, August 10, 2005

BIENVENIDA REALIDAD

Lejos la mejor serie de televisión chilena. Con actores que probablemente estarán protagonizando las teleseries del futuro y se volverán pedantes y saldrán en SQP y se van a ir a la mierda para mi gusto. Después de Los Treinta, los días martes como a las 10:40 empieza mi serie. Con la horrorosa canción de Ramires! Que habla de rocanrol barato y de sonido rebelde mientras suena un bajo de dos mil dólares. En fin. Yo se que parte mal la cosa, pero después del seudo garage parte lo gueno… las chiquillas que son lindas y actúan la zorra y los chiquillos que actúan la caga también y al parecer son medio minos (me han dicho). ¿La trama? La vida misma, universidad, marihuana, activismo hueco, prostitucion de alto nivel. ¡La vida misma!. Si todos sabemos que la marihuana hoy es como el chicle de los 70s y que las universidades tienen su buena cantidad de putas de las más caras y que con eso se costean la vida.
En la serie existe un pastel hijo de un senador de derecha que se la pasa volao mientras repite ramo tras ramo. Hay otro que se cree periodista estrella y anda sapeando vidas privadas. Otro que se cree artista y es DJ. Están la típica mina que fue rica (de plata) y quedo arruinada y la típica mina pobre cuyo padre es despedido injustamente y que se ve deslumbrada por los típico izquierdistas llenos de palabrería y sueños entupidos. ¡Como en la vida misma! La roquera que de tan super-loca y experimentadora, se mete con una mina mayor y la mina depresiva que estalla en locura y deja la caga a su paso.
Mucho mas cercano a la realidad que Los Treinta o (lo peorrrrrr), la serie 17, que si sigue con la guea de subir la cifra año tras año van a llegar hasta el numero 29 y va a ser la misma guea que la otra serie mula. en todo caso yo creo que la buena calidad “bienvenida realidad” se debe a que los actores aun son bastante anónimos (casi todos) y ahora se la juegan a concho para escalar rápido hasta llegar al equipo “A” del área dramática del 7. Después de eso, como ya dije, todo se habrá acabado. Se llenara de nuevos Bodenhoffers, Cristianes Campos y de mas gueones lateros, sobre valorados cuyo futuro era promisorio hasta que el billete les torció la mano y se volvieron fomes, repetitivos y poco arriesgados.
Otro dato importante es la música de la serie. que salvo Miranda! que me tiene mucho mas que chato y Los Látigos (especie de Virus de la actualidad) tiene música nacional como Lucybell, Leo Quinteros y otros.
Los encuadres de las cámaras son mortales y la serie perfectamente podría ser exhibida en Sony Entertainment Televisión o en Warner sin ningún ungimiento y con bastante orgullo. Porque las minas son bien ricas y bien chilenas también, aunque igual tengan esa pinta de superlocas de escuela de teatro. Yo a esta serie le doy un 7.

Tuesday, August 09, 2005

DE BUQUES ORINANTES, AVIONES, BALLENAS Y MUERTOS



Fui a la playa y estaba bastante vació. Obvio, es invierno y hacia frió. Que agradable porque odio a la gente… las aglomeraciones… los desfiles de idiotas. Me carga. Es la peor parte de mí. Me ponen odioso (más aun) y me llena de malos sentimientos. Pero no era el caso, porque estaba vació y pude ir al puerto a ver barcos. Había uno, bastante pequeño, pero gigante igual, oxidado, horrible, detenido ahí… mas encima botando un chorro de agua. Un paisaje para mi gusto, siniestro. Me quede ahí contemplando el buque orinante encerrado en mi mundo interior. Imaginando estar ahí mismo, en el agua, en la orilla. Tocando esa parte llena de oxido y mirando hacia arriba la mole de metal mientras ensombrecía el día al tapar el sol. Imagine que me sumergía con los ojos abiertos mirando cuanto mas abajo había de ese barco. Y me vi nadando hasta tocar su parte escondida. Me imagine todo eso, porque son las cosas que me producen miedo. Y son las cosas raras que me atraen. También mirar aviones de pasajeros y recorrer cementerios. Ver películas de vampiros y ballenas en altamar (aunque la única que vi fue el cadáver de la ballena del museo).
La ballena, como el buque orinante y los aviones de acero son la prueba de mi miedo a lo inmenso. Que en menor grado se manifiesta cuando veo un trailer o una pala mecánica. Por ejemplo hoy, aterrizo el Discovery y pensé que me gustaría verlo de cerca. Pero a lo mejor explota en el próximo viaje, así que mejor me quedo con mis aviones. Total se caen mas a lo lejos y por esta razón nunca se sabe cuando ocurrirá.
Este ultimo comentario, bastante macabro delata mi otro miedo, harto menos original, que es el miedo a la muerte. Pero no a la muerte filosóficamente hablando. Que latero hablar de lo profundo y la pena que deja el que parte (o termina). El miedo a los ataúdes, a todos los accesorios que adornan el ritual de la muerte. A los coches fúnebres y al ruido tenebroso que emana de los árboles del camposanto. El miedo a los muertos que vagan quejumbrosos y a los Condes con colmillos y traje negro. También a los que por alguna razón (algún químico militar o conjuro diabólico) despertaron. Y que se arrastran putrefactos buscando gente viva para alimentarse. Le tengo miedo a estas estupideces. Y también a algunas cosas más serias. Sin embargo por mucho que intento temerle a los verdaderos peligros de la vida, siempre término enfrentándolos con una seguridad inédita y sobrenatural. Quizás porque tomo mas en serio mi mundo imaginario que la vida misma y sus aburridas historias sin final.

WITCHITA LINEMAN


Nunca se sabe donde va a terminar uno. Pero la música manda siempre y yo no puedo transar en eso. ¿Qué, como llegue a escuchar country? No me importa mucho como paso pero si que es lo que me hace sentir agrado cuando oigo algunas de esas voces que cuando era chico, encontraba chistosas. Ese sonsonete yanqui, gangoso, muy similar a la manera de hablar de Bush (da lo mismo cual).
El country es música triste como el blues. El country gringo. Ese de camionero de bigote largo y jockey. Ese que ornamenta su camión con fuego, alguna mina o con la cara de algún ídolo de la canción barbon tipo kenny rogers. Particularmente el country que me mueve no es el de ese señor. Aunque no me parece para nada un mal cantante. Quizás un mal actor. Da lo mismo. A mi me motivan Glen Campbell, y su Wichita Lineman. Que es como canción de arriero, o cuatrero. De hombre solitario galopando en la llanura o en la pampa. Como cowboy que viaja de pueblo en pueblo y llega sucio, maloliente a la cantina y se pide un whisky caliente (hablo del brebaje gueones!!!) y se va donde una prostituta a saciar sus instintos. La niña que en las películas es rica y esta limpiecita lo baña en una de esas tinas de madera y luego le entrega su flor o se la arrienda. Yo creo que la cosa debe haber sido harto mas asquerosa, porque el vaquero solitario debe haber tenido los dientes muy cerdos y una tufada que te la encargo, igual que la mina. Y el gueon pestilente se debe haber pescado a la mina que de tanto andar con vaqueros hediondos huele igual
En ese ambiente suena en mis oídos Wichita Lineman. Mi canción country. No country alternativo como The Pernice Brothers o el álbum Nashville de Josh Rouse, esos son infiltrados. Hablo del country de tomo y lomo. De camioneta gigante, de parka sin mangas. De chaqueta levis de mezclilla (otra obsesión mía). De trailer gigantesco, brillante que recorre Colorado (es posible que me lo carrilee todo en cuestiones de geografía) y saluda con esa bocina de cordel al colega que se le cruza. En un ritual lleno de chispeante emotividad gringeta. La misma emotividad de los norteamericanos que usan esas poleras talla XXL con la bandera flameante donde se lee “God Bless America”.
Wichita Lineman es más que eso. Es como la banda sonora de una película de carreras de autos chocadores. Protagonizada por puros hombres blancos con bigote. Que cuando termina la carrera se van a la cantina a tomar cervezas y a bailar (country por supuesto) una curiosa coreografía donde lucen sus botas vaqueras que deben oler tan mal como las del cowboy solitario.
Wichita Lineman y Rawhide (Frankie Lane) son mis canciones predilectas de verdadero country. Y aunque “New kid in town” de los Eagles es la zorra y también me emociona, me suena mas a gringos de california fingiendo ser tejanos. Por eso os invito en mi humilde sitio a que oigamos la Wichita Lineman de Glen Campbell y nos imaginemos que vamos en el camión, cruzando el desierto de Arizona, solitarios en un paisaje rojo lleno de cactus, hasta llegar al bar a pedir budweiser y agujonear a la señora que atiende, que me llama por mi nombre porque me conoce y sabe que soy otro orgulloso sureño más.

Otros links de interes:

www.10mejores.blogspot.com