Friday, June 30, 2006

Manual básico del rockero chileno


Para mi no hay punto de comparación entre estar en una playa asoleada o estar tocando un solo de guitarra con los dedos sangrantes y el rostro desfigurado de inconciencia. Esta es la manera más holgazana de vivir y de plantearse en el mundo. De día sueñas mientras ves las nubes pasar, y luego te sientas a rasguear tu guitarra mientras el instinto hace lo suyo. El resultado final lo juzga probablemente alguien más a pesar de tu satisfacción final. Ese es el único riesgo que corres. Y no es poco. En un país como Chile ser músico es peor que ser el tipo que vende licor en una tienda. No es una exageración. Si tienes una novia y esta te presenta a sus padres ellos preguntaran a que te dedicas. Si dijeras que eres propietario de una Liquor Store probablemente te sonreirán y se miraran en feliz complicidad. Pero si dices que eres músico la sonrisa se tornara una mueca de desagrado intentando en vano parecer una sonrisa. Así es que si tomas el segundo camino prepárate a ser un rechazado social en la sociedad real. Porque en una fiesta llena de chicos y chicas ser músico es cool. Y sirve mucho para ligar. Pero ese mundo dura unos cuantos años. No es la sociedad real, no la que nos juzga, la que nos levantara o crucificara. Vivir en el mundo de los sueños no siempre es grato. Tener una chica al lado con la suficiente tolerancia para aguantar extremos estados de ánimo es como darle al gordo de la lotería. No olvidemos que las chicas son visionarias y siempre eligen a un macho protector. Salvo en santificables enumeradas ocasiones. Un rockero tampoco puede invitar a menudo a comer a su chica ya que no tiene dinero. Es probablemente el trabajador peor pagado del país. Y también están los vicios. Socialmente la gente bebe, pero si se trata de un músico hablamos de un alcohólico terminal. Y peor aun, ser sano no es nada bueno. De hecho aunque lo fueras, se te atribuirán escabrosas historias de licor y drogas. Vuelvo a repetir que en Chile ser músico es terrible. Una tragedia familiar que llevara a tus padres a depresiones incurables envueltas en dramones caseros. Tu padre intentara hacerte reaccionar. Te dirá que hay cosas más seguras. Que es parte de la adolescencia. Que estas creciendo. Y tendrá razón. O sea, el mundo te mostrara que eres un ser equivocado. Que conduces en la dirección incorrecta y te digo, esto seguirá siendo cierto. Y no es mi intención hacerte dudar de tu decisión. Por el contrario, todas estas razones le dan una extraña dignidad a esta profesión. En el fondo eres un guerrero. Un Samurai flojo y desaliñado. Pero orgulloso. Caminaras por las calles sintiéndote seguro e incluso creerás que eres especial. Si logras controlar ese impulso de divinidad, todo será mejor. Entiendeme, apenas tendrás dinero para movilizarte de un lugar a otro pero caminaras a paso firme. Y no dejaras que nadie te haga esa mueca que cada persona te ha mostrado en el pasado. O mejor dicho, no dejaras que nadie te enseñe nada de la vida. Porque tu sabes mas de ella por ser un tipo incorrecto. Y en esa incorrectitud eres el mejor. Porque puedes crear de la nada una pequeña y burda melodía que quizás a alguien hará feliz. Así que te pregunto; ¿cuantas personas dedican su vida a satisfacer al otro aparte de si? Pero cuidado. No creas que por eso serás un Cristo ni muchísimo menos. Valemos tanto como el tipo que transporta gente para comer. Pero más que el tipo que vende sustancia o el que va atropellando gente con su todo terreno. Aunque por otro lado ya sabes cuanto vales en dinero de la sociedad real. Y es que vivirás hasta tu muerte en dos mundos paralelos. Por una parte, sentirás el aplauso y todo ese cariño de la gente. Sin embargo, al bajar del escenario solo serás uno más. No tienes ninguna seriedad en la vida. Y te lo harán sentir. Y en un comienzo te va a doler. Pero luego entenderás que no eres una calamidad. Sino que eres alguien que Eligio vivir equivocadamente en el mundo real pero correctamente en el mundo interior. Así es que entendiendo todo esto, estarás ya preparado para no ser una victima, serás que simplemente un rockero que va de frente sin esperar aceptación ni retribuciones falsas de nadie.